La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) es un organismo internacional de carácter gubernamental para la cooperación entre los países iberoamericanos en el campo de la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura en el contexto del desarrollo integral, la democracia y la integración regional.

Los Estados Miembros de pleno derecho y observadores son todos los países iberoamericanos que conforman la comunidad de naciones integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela.

La OEI, como organización, está presente en Chile desde el 26 de septiembre de 1991, día en que se ratificó el acuerdo establecido entre la OEI y el gobierno chileno.

El principal objetivo de la OEI es contribuir a fortalecer el conocimiento, la comprensión mutua, la integración, la solidaridad y la paz entre los pueblos iberoamericanos a través de la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura.

 

Para saber más…

El marco de referencia para la cooperación en el área de educación es el proyecto «Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios, aprobado por los ministros de Educación iberoamericanos y ratificado por la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Mar del Plata, Argentina, en 2010. Su finalidad última es mejorar la calidad y equidad de la educación para contribuir al desarrollo económico y social de los países, favorecer la construcción de sociedades más justas y democráticas, la defensa de los derechos humanos y la inclusión social.  

En el área de cultura, el referente para la cooperación de la OEI con los países es la  Carta Cultural Iberoamericana, aprobada en la XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de 2006. En ella se afirman el valor central de la cultura para el desarrollo humano y su rol estratégico para la cohesión e inclusión social, la generación de empleo, y la proyección internacional del patrimonio y la creación cultural de los países. Su propósito fundamental es contribuir al desarrollo de políticas culturales en los países y consolidar el espacio cultural iberoamericano promoviendo iniciativas conjuntas basadas en el intercambio de bienes y servicios culturales, el dialogo intercultural y la cooperación.

El Programa Iberoamericano de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo y la Cohesión Social, por su parte, concentra los esfuerzos de cooperación de la OEI en el área de Ciencia. El progreso científico y tecnológico es un factor imprescindible para el desarrollo económico y social, y la educación científica de las nuevas generaciones es una condición necesaria para el ejercicio de una ciudadanía crítica y responsable.