Las políticas de desarrollo profesional  docente constituyen una estrategia fundamental debido a la centralidad de los educadores en el aprendizaje de las y los estudiantes y en la mejora de la calidad de la educación. Este reconocimiento requiere desarrollar políticas integrales orientadas al fortaleciendo de sus competencias y motivaciones, mediante la formación inicial y continua, el apoyo a la inserción laboral, la carrera docente, la mejora de sus condiciones de trabajo, y su valoración social. 

El fortalecimiento de la profesión docente es una de las metas del  proyecto  «Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios», y uno de los ejes prioritarios de la actuación de la OEI que persigue los siguientes objetivos: 

  • Establecer relaciones de colaboración entre los países y las agencias de acreditación de la calidad de la enseñanza, con el fin de lograr que toda la oferta de formación profesional docente esté acreditada.
  • Contribuir al mejoramiento de los sistemas de acceso a la profesión docente y  brindar apoyo a los profesores principiantes.
  • Colaborar en el diseño de modelos para la formación docente en ejercicio y para su desarrollo profesional.